Abrir en caso de Apocalipsis

Día 1 después del colapso, la civilización humana tal y como la conocíamos ha caído. Las revueltas y los saqueos se suceden por todas las ciudades del mundo. Es el caos.

Parece el comienzo de casi cualquier obra de ciencia ficción postapocalíptica, ¿verdad? Bueno, la verdad es que desgraciadamente puede que no se quede solo en una ficción y se convierta en nuestra realidad. De hecho, los colapsos han sido una constante en la historia de la humanidad y han propiciado también que el ser humano desarrolle nuevas ideas y tecnologías hasta llegar a nuestro presente más inmediato. La historia universal es un continuo de creación y destrucción.

Así que el fin no tiene porque ser el final y también puede ser un nuevo comienzo, esto es justo lo que plantea Lewis Dartnell (1980), autor del ensayo Abrir en caso de Apocalipsis (2015). Dartnell, doctorado en biología y colaborador de la Agencia Espacial Británica en la búsqueda de vida en Marte, está acostumbrado a plantearse cuestiones acerca del desarrollo técnico y la supervivencia en su vida diaria. Es por ello que ideó el proyecto The Knowledge, verdadero título del libro y que junto a una página web del mismo nombre, se dedica desde hace varios años a la difusión de los conocimientos tecnológicos humanos para que en el caso de que ocurra una desgracia, estos no se pierdan para siempre.

Bajo esta premisa, Dartnell compone los trece capítulos de este ensayo centrándose en cada uno de los puntos que cualquier humano necesita saber para sobrevivir y desarrollar una posible cultura. Desde cómo reiniciar la agricultura, pasando por el alimento o el vestir, hasta como volver a conocer algunos procesos químicos sencillos que son la base de la mayoría de los materiales que utilizamos diariamente, o incluso plantear la recuperación de la energía y su uso en una red eléctrica, verdadero motor de nuestros últimos 100 años de avances.

El libro no solo se centra en explicarnos estos sistemas, sino que también nos narra anécdotas y curiosidades sobre los temas que trata, e incluso menciona ejemplos del pasado sobre cómo la humanidad ha ido dando respuesta a los diferentes problemas prácticos que se ha ido encontrando por el camino del desarrollo.

Todo ello compone una obra amena de leer y que está destinada a todo tipo de lector. No hay que ser un experto en nada para poder entender sus explicaciones. Aunque evidentemente, si el lector domina alguno de los campos que se mencionan podrá comprender mejor lo que se está enseñando. E incluso, de cuando en cuando, esbozará una sonrisa de satisfacción cuando vea que su trabajo está reconocido en las páginas de este libro.

Y es que esa es una de las grandes reflexiones que se extraen de la obra. Las personas que vivimos en los llamados países desarrollados, disponemos y utilizamos a diario una gran cantidad de tecnología que por ser cotidiana quizás muchas veces no valoramos o creemos inocentemente que es mucho más sencilla de hacer y rehacer, de lo que realmente es.

Pero, parate un segundo y mira a tu alrededor, ¿sabes crear o reconstruir desde cero, algo de lo que te rodea ahora mismo? Si la respuesta es no, necesitas este libro.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario